10 may. 2011

Cuento con "A"

Apurada atravesé autopistas, avenidas, arribé al acostumbrado albergue añorado. Allí, abracé alegremente a Agustín. Asomándonos afuera admiramos algunas aves alejarse, adornos altos, ángeles al aire alumbraban aquel agradable atardecer.
Adivinamos adónde acamparían al anochecer: América, Asia. Acurrucados argumentamos anécdotas, asentimos abrigarnos, aceptamos adentrarnos. Armamos amplios alimentos: acuosos, agridulces, amargos. Angustiados acabamos aquella abundancia. Arriba, atractiva almohada acogería anchamente a ambos. Así, adormecidos, adolescentemente abrazados, acordamos abandonarnos al albor.

Publicado originalmente en la página http://www.cuentosymas.com.ar/ de los periodistas Juan José Panno y Mónica Pano - Cuentos cortos con A
Natalia Yanina Vázquez
09/05/2011